TOMA DE MUESTRAS

3.5. Toma y manipulación de muestras.

            Ésta es quizá la parte más importante de todo el proceso, ya que, una muestra incorrectamente tomada, o bien, manipulada sin los cuidados necesarios, podrían estar haciendo inservible el entrenamiento o demorar la consecución de los objetivos en exceso, además de que podríamos estar ocasionando al perro confusión, estrés y en definitiva podría dejar de estar siendo algo divertido para él, lo cual sería muy grave.

            Como se mencionó al principio de este trabajo, la colaboración del futuro usuario (diabético) es de suma importancia, tanto así que, él es único que puede hacerse cargo de la toma de muestras y que esto sea realizado de un modo correcto. Con lo cual, “estamos en sus manos”. El proceso de toma de muestras que se debería seguir, es el siguiente:

    • Las muestras han de tomarse con un margen de unos 5 mg/dl por encima del punto en el cual empieza a ser peligroso para el diabético y en un rango de 15 mg/dl hacia abajo. Por ejemplo, si 70mg/dl lo consideramos como margen marcado por el médico, las muestras serán tomadas en el rango de 60-75 mg/dl.
    • El diabético ha de llevar consigo círculos de algodón correctamente cerrados, para utilizarlos en el momento en que se produzca una bajada de azúcar.
    • En el momento en el que esta bajada se produce y estando en los márgenes marcados por el médico el diabético coge los algodones y se los mete en la boca para impregnarlos lo máximo posible de saliva. El diabético no puede comer nada antes de este proceso. Solamente podría beber agua, ya que, las bajadas de azúcar producen mucha sequedad en la boca.
  • Todas las muestras tomadas se introducen en el envase de polipropileno y éste a su vez en el de cristal hermético en el que se escribe el día, la hora y el nivel de azúcar en la sangre, para así introducirlo en el congelador. Es conveniente reservar un espacio exclusivo para  las muestras en el congelador con el fin de evitar que adquiera olores de comida, etc.
  • Cuando vayamos a realizar una sesión de entrenamiento, nos pondremos guantes de plástico (como los de las gasolineras) para manipular las muestras y colocar una de ellas en el contenedor, el cual será siempre el mismo y que tendrá alguna marca en su parte inferior (invisible para el perro) que nos permita localizarlo como el que contiene la muestra. No utilizar pegatinas, ya que, llevan olores de pegamento que podrían confundir al perro en el proceso de detección, sobre todo al principio.

Al terminar la sesión de entrenamiento, las muestras pueden volver a ser utilizadas en los siguientes 3 días guardándolas en el frigorífico (no en el congelador), para posteriormente ser desechadas

¿TIENES DUDAS? AMPLÍA LA INFORMACIÓN CON UNA CLASE ONLINE.

[bestwebsoft_contact_form]

Compartir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad