PROMETO ESTARTE AGRADECIDO

LA LABOR DEL INVESTIGADOR

Para los que me conozcáis solamente desde el mundo del perro, deciros que soy músico y que llevo ejerciendo como tal desde mi adolescencia y como docente de la música dese hace 23 años.

Si alguien me hubiese preguntado en aquel momento si yo estaba preparado para impartir clases, lo más probable es que hubiese dicho que no, es más, si hoy en día alguien me lo preguntara seguramente diría también que no pues uno nunca termina de aprender. Además, desde la duda y el error (el nuestro y el de los demás) nace la ciencia y el avance de las teorías y nuevas técnicas, entre otras muchas cosas.

No sé si aquellos primeros alumnos que tuve hace tanto tiempo deberían de reclamarme el dinero que me pagaron en su día, pues quizá fueron mis conejillos de Indias o si quizá hoy en día mis alumnos deberían también de hacerlo. El caso es que soy consciente de la continua duda que a diario me surge con respecto a gran cantidad de metodologías, teorías, etc., pues cada metodología es aplicable de diferentes maneras dependiendo del alumno que tengo delante en el aula. La reflexión me lleva a conclusiones nuevas cada día que entro a mi aula desde hace ya bastantes años pero nunca a tirar la toalla por darme cuenta de que algo se podría haber hecho de otro modo.

Como cabeza del proyecto perrosparadiabeticos.es estoy tan inquieto y preocupado por la efectividad de los perros detectores de hipoglucemia a la hora de realizar su trabajo que, podría tomar la decisión de no seguir investigando sobre este tema pues son pocos los estudios que existen, muchas las preguntas que todos nos hacemos sobre la efectividad de estos perros y poca la experiencia con la que contamos en este campo específico a nivel mundial y aun más en España. Sin embargo, precisamente en este punto es en el que me baso para continuar con la ardua tarea de conseguir los mejores resultados en el entrenamiento de este tipo de perros.

Además de esto, contamos con la comunidad de escépticos que, en muchos casos, desconocedores de la verdadera labor que realizan estos perros se permiten descalificar el esfuerzo que muchos entrenadores comprometidos con esta especialidad y con códigos éticos decentes, realizan con gran esfuerzo alegando que este tipo de actividades deben de realizarse desde una fundación, asociación sin ánimo de lucro y con pruebas de efectividad del 100%, como si los proyectos de las fundaciones o asociaciones no costaran dinero y nadie los financiara o como si los entrenadores, veterinarios, cuidadores, etc., no cobraran y “vivieran del aire” o como si los perros de cualquier otra especialidad tuvieran una efectividad del 100%. Pensar de este modo es, en mi opinión, conocer bastante poco sobre este tema y a la vez es el caldo de cultivo para un bloqueo en la investigación de los que queremos y creemos que se pueden conseguir grandes objetivos con los perros, alegando que este tipo de investigaciones han de ser gratis y así aquel que las ofrezca tener la conciencia limpia. Esto me suena, de algún modo, a aquel que se queja en un restaurante del menú que le han servido pero que diez minutos antes se estaba comiendo de mala gana y sin quejarse un aperitivo de malísima calidad sólo porque era gratis y claro, si es gratis  todo vale.

Todos hemos sido en alguna ocasión conejillos de indias y además hemos pagado por ello, en algunos casos, bastante. ¿O es que todos hemos tenido el 100% de cobertura con nuestros teléfonos móviles en todos los lugares? O ¿Nuestro GPS nos lleva siempre allá donde queremos de la manear más efectiva? Eso si no nos remontamos a los inicios de estas tecnologías que por cierto, son muy recientes pero que nadie pone en duda ni se queja a pesar de los numerosos fallos que tienen. Y esto hablando de aparatos que no sienten ni padecen, ahora imagínate un perro.

Prefiero pensar en un código ético transparente a la hora de conseguir los fondos que financian un proyecto más que, en sí mismo quién los aporta, siempre y cuando no juguemos con el dolor, las ilusiones u ofrezcamos falsas esperanzas. Y para aquellos que sostienen la teoría de que los proyectos de este tipo sólo son lícitos si son gratuitos, les invito a unirse a nuestro proyecto y a conseguir fondos para el desarrollo del mismo. Como dijo Rosendo, prometo estarles agradecido. Por el contrario, podéis utilizar todos esos esfuerzos en aprender el sistema de entrenamiento y así disminuir el coste total del entrenamiento de un perro de este tipo. Elegid vuestra mejor opción, pero en cualquier caso, el proyecto no será gratuito.

En breve se publicará  en esta web nuestro código ético para que todo aquel que quiera obtener un perro de estas características sepa qué si y qué no podemos ofrecer, ya que, comprendemos la cantidad de dudas que existen entorno a esta disciplina de entrenamiento.

Para contestar la pregunta que muchos me formulan acerca de cuándo un perro está terminado, les diré que nunca. Si, nunca. Un músico nunca considera que ha terminado su formación, un atleta nunca para de entrenar aun consiguiendo sus metas y esto no les hace menos músicos o menos atletas sino todo lo contrario. Por lo tanto, seamos conscientes de que estamos tratando con un ser vivo y con unas aptitudes que hay que conseguir y mantener en el tiempo además de lo que ello conlleva a todos los niveles.

Por último incluir dos trabajos de investigación muy interesantes y complementarios el uno del otro que espero os parezcan interesantes.

LINK 1

LINK 2

 

Comments are Closed