NOTA FINAL

 5. Nota final:

          En cuanto al proyecto que actualmente estoy llevando a cabo “Mi perro también es mi familia”, enfocado principalmente en el adiestramiento de futuros perros detectores de hipoglucemia, puedo confirmar que los perros pueden reconocer y señalizar la sustancia en cuestión así como discriminarla entre otros olores. Recientemente y tras haber hablado con algunos de los entrenadores más relevantes  de Estados Unidos en el entrenamiento de esta especialidad, pienso que no se han llegado a pautas comunes de actuación para lograr determinados fines dentro del proceso total de entrenamiento y considero que esto es debido a la aplicación que, de un modo experimental, se ha realizado de las técnicas tradicionales de detección de otro tipo de sustancia, a esta nueva vertiente. Es por eso que algunos autores siguen utilizando criterios de actuación muy similares a otras tendencias de adiestramiento de perros detectores (siempre en positivo) y otros que se han saltado algunos pasos (como el caso del punto a punto), por pensar que se puede atajar en el proceso. Todos, en definitiva, creen que su modelo de actuación es el ideal.

            Particularmente, he mezclado las técnicas que han llegado a mi poder, de un modo u otro, para llegar al punto en el que me encuentro en el día de hoy en mi proyecto. Tal es así, que he considerado la opción, entre otras, de incluir una segunda señal de alarma en el proceso de señalización de los perros detectores de hipoglucemia, extraído y adaptándolo de los perros señal para sordos, para que el perro nos avise en un primer momento de que “hay un problema” y acto seguido nos haga un segundo marcaje en el que se distinga un estado de hipoglucemia o hiperglucemia. Esta fase está todavía en elaboración, ya que, por motivos prácticos y de constatación de evidencias, me es imprescindible terminar y asegurarme de que la primera parte, la hipoglucemia, el perro la detecta perfectamente en todos los ámbitos posibles.

            Es parte del mismo proyecto comenzar con el entrenamiento de perros señal en el futuro. Hoy por hoy, no puedo constatar ningún resultado propio aunque sí he sido testigo de algunos de los logros de ÁSKAL, asociación dirigida por Cris Carles con quien he tenido la oportunidad de estudiar esta disciplina y considero que es un campo en crecimiento y con grandes expectativas de futuro.

            Si algo me ha llevado a iniciar este proyecto es el hecho de haber tenido la oportunidad de recibir información de gran calidad de mano de instructores caninos de gran reputación en el campo de la detección (en sus diferentes vertientes), así como en el de la asistencia. Por ello creo que, aunque los perros de alerta y más concretamente los de alerta médica todavía cuentan con una reciente trayectoria en España, considero que es una mera cuestión de unir las dos disciplinas anteriormente mencionadas y encontrar nuestra propia línea de actuación. Esto es en lo que estoy trabajando principalmente, al igual que otros muchos compañeros.

            Estoy convencido de que muy pronto podremos establecer esta disciplina en España, de igual modo que se ha hecho con muchas otras, aportando e innovando sobre lo que se ofrece y nos llega de otros lugares.

¿TIENES DUDAS? AMPLÍA LA INFORMACIÓN CON UNA CLASE ONLINE.