La llamada

CÓMO CONSEGUIR QUE TU PERRO NO ACUDA A LA LLAMADA NI DE COÑA

          Bueno, después de una laboriosa investigación y de leer algún que otro libro de grandes maestros, podemos llegar a la conclusión de que, habiendo más opciones, esta que propongo es una muy buena para que tu perro no te haga ni puñetero caso cuando le llamas. 
Tu perro ha estado todo el día metido en casa esperando tu llegada del trabajo para poder salir a dar un paseo. Te preparas y dices “a partir de hoy entrenamos la llamada”.

Una vez en el parque, sueltas a tu perro el cual se dispone a saltar, correr y olisquear.
De repente oye “Tobi, ven!!” y el perro, curiosamente, comienza a acercarse. Tu miras a tu alrededor sacando pecho, por supuesto, y diciendo “esto está chupao”. 
Segundo intento, Tobi, muestra menos interés. Tercero, menos. Cuarto, menos. Y cuando notas que Tobi, no te hace ni puñetero caso y estás a punto de conseguir el objetivo de que no aparezca ni de coña, vas hacia él con cara de pocos amigos y le zarandeas, gritas e incluso le pones bocarriba para mostrarle quién manda aquí.
Venga, que estamos a punto de conseguir nuestro objetivo.
Por último quién sabe por qué, en una de estas, llamas a Tobi, y éste aparece y dices “bien” (mirando de nuevo a tu alrededor, engrandeciéndote como adiestrador) y rematas la jugada enganchándole la correa y “Pa´ casa”……..excelente premio por acudir, despues de haber pasado todo el día sólo en casa.
Con este método conseguirás otros muchos objetivos como por ejemplo, que cuando digas “Tobi, ven” el perro eche a correr en dirección contraria, pérdida de confianza, timidez, algún que otro mordisco quizás, y una gran lista de conductas tan comunes entre los perros de nuestro entorno.
Si tu objetivo, por tanto, es que tu perro no acuda a la llamada, como te digo, hay muchos más métodos, pero éste es altamente efectivo.
Si quieres conocer otros métodos, con otros resultados, como por ejemplo que tu perro acuda a la llamada, tenga confianza en ti, te quiera y en definitiva sea más feliz, consulta a tu adiestrador en positivo. No te arrepentirás

 

Deja un comentario